viernes, 25 de noviembre de 2016

Josep, una vida al servicio del humor


Bienvenidos al blog de Josep, un Barcelonés de 52 años que ha dedicado su vida al servicio del humor en la sombra, jamás quise hacerme famoso puesto que he sido cómico de corazón y vocación, no me arrepiento de haber perdido el tren en este sentido, pero a veces cuando uno echa la vista atrás se plantea si debería haber actuado de una forma o de otra y eso es inevitable.

Creo que esta es la primera vez en mi vida que escribo algo "en serio" y supongo que debajo de la máscara de payaso que siempre he llevado puesta, se esconde un ser humano como otro cualquiera, un ser humano con sus inquietudes, miedos, inseguridades y sentimientos que necesita desahogarse en un blog personal porque no tiene amigos ni familia.

Se suele decir que en casa del herrero cuchillo de palo y nunca mejor dicho, llevo toda una vida haciendo reír a la gente y resulta que no estoy triste porque pienso que soy mayor para esto y que no se ha reconocido mi trayectoria en absoluto, ahora soy uno de los del montón que hace algún monólogo esporádico y por enchufe en el bar de cualquier amigo, por eso me planteo si realmente debería haber intentado destacar cuando tuve la ocasión.

De todas formas nunca es tarde para comenzar nuevos proyectos y pese a que no es lo mismo empezar con 20 años que con 50, lo último que hay que perder es la ilusión y aclaro que este post no es ni mucho menos un post triste, todo lo contrario, lo que quiero decir es que por muy viejo que te sientas, por mucho paro que haya y por muy pocas oportunidades que se te presenten, el humor es la gasolina que hace que tu motor siga funcionando y mientras haya esperanza hay vida, por lo tanto arriba esa moral compañeros porque nada está perdido, ¿¿¿entendido??? XDDDDD.

Pues me estoy planteando cambiar de profesión y no imagináis lo que me han propuesto y no, no es otro de mis chistes...

Yo siempre he sido un señor muy atractivo y a mi edad me conservo bastante bien, no lo digo yo, lo dicen muchas chicas y de hecho también he trabajado de modelo. Pues bien, el otro día estaba por la noche tomando unas cervezas con unos amigos en un bar céntrico donde suelen ir bastantes empresarios de la noche. De repente se me acercó un señor vestido con traje de chaqueta y perfumado hasta en el cogote y me dijo: "buenas noches caballero, ¿tiene 5 minutos para charlar conmigo?.

Yo me quedé estupefacto porque no sabía qué es lo que quería y no tenía pinta de querer ligar conmigo, por lo que le dije que no había problema.

Nos apartamos a un rincón del bar y me dijo que trabajaba en una productora porno, como lo oís, pensaba que yo encajaba para algunas escenas de sexo de hombres maduros, que el trabajo era muy gratificante (ya te digo) y que pagaban muy bien, me dio su tarjeta y dijo que le llamara si estaba interesado.

Que a mi edad me pasen estas cosas es increíble, pero estoy muy tentado de levantar el teléfono y darle un toque a ese hombre, ¿quien sabe?, a lo mejor estáis hablando con el siguiente Rocco Siffredi y no lo sabéis...

Os mantendré informados de mi siguiente paso, prometido.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada